lunes , 18 diciembre 2017
Inicio / Destinos Turísticos / EXTREMADURA EN OTOÑO, SIERRA DE SAN PEDRO
SONY DSC

EXTREMADURA EN OTOÑO, SIERRA DE SAN PEDRO

     Extremadura en otoño, Sierra de San Pedro te invita a descubrir un conjunto sorprendente de dólmenes, tesoros, iglesias y castillos y unas dehesas plenas de fauna protegida y cinegética. Una comarca con numerosos y cuidados alojamientos, con excelentes restaurantes y con una variada oferta de actividades en la naturaleza. Y en octubre, con dos eventos de reconocido prestigio, las Jornadas Gastronómicas y Agroalimentarias en Valencia de Alcántara y el Magusto, festival de música celta y folk en Carbajo.

     Valencia de Alcántara acoge la IX Edición de las Jornadas Gastronómicas y Agroalimentarias Tajo Internacional organizadas para que todas las personas que visiten la localidad puedan conocer, degustar y comprar productos gastronómicos elaborados en el Parque Natural Tajo Internacional, en el Alentejo y en otras comarcas extremeñas.

     Se celebra del 18 al 22 de octubre y en ella se podrá disfrutar de cocina en directo con el Showcooking ‘Destino Gastronómico Tajo Internacional’ que tendrá lugar en el Conventual Santa Clara el viernes a las 20 horas. El viernes se inicia también la V Semana de la Tapa Otoñal Tajo Internacional que contará con la participación de 11 establecimientos de la localidad que ofrecerán 11 tapas diferentes, elaboradas con materias primas propias de la comarca y que  podrán degustarse hasta el 1 de noviembre. El sábado y el domingo estarán abiertos los stands de empresas alimentarias, se ofrecerán visitas guiadas y se celebrarán actuaciones musicales. El programa completo los podemos consultar en la web del Ayuntamiento de Valencia de Alcántara.

     La pequeña localidad de Carbajo organiza el XIV Festival Folk El Magusto que contará este año con las actuaciones de Kumpania Algazarra, Luis Pastor, Kalascima, Böj, Ringorango, The Milkyway Express y Las Nogaleas. Durante toda la jornada estará abierto un mercado de artesanía, una exposición de fotografías del Parque Natural Tajo Internacional, un Ecobús con programas medioambientales para niños y talleres de Tiro con Arco y Escalada. También se ofrecerá un cocido extremeño a las tres de la tarde y una cena de caldereta de venado a las 9 de la noche. Más información en la web oficial de El Magusto.

     Estos días podemos aprovecharlos para conocer los numerosos recursos patrimoniales de sus pueblos. En las proximidades de San Vicente y Valencia de Alcántara nos encontramos con la mayor concentración de dólmenes de toda la península. En Aliseda descubriremos una perfecta reproducción del famoso tesoro que lleva su nombre, el mayor conjunto de orfebrería orientalizante de la cultura tartesa. En Alburquerque admiraremos el impresionante Castillo de Luna, una de las fortalezas medievales más importantes de España, declarado Monumento Nacional en 1924. En Valencia de Alcántara pasearemos por su barrio gótico judío entre palacios e iglesias hasta llegar al castillo.

     Pero lo que define la comarca es la dehesa. En Extremadura tenemos miles de hectáreas de dehesas. La dehesa es una de las señas de identidad de nuestra región, una de las primeras imágenes que las personas que nos visitan por primera vez suelen asociar con el nombre de Extremadura. Es también el destino ideal para desarrollar actividades en la naturaleza, tanto por la riqueza de su flora y su fauna (protegida y cinegética) como por la mayor facilidad para avistarla y realizar actividades, especialmente para niños y personas, mayores o con alguna discapacidad.

Y entre los espacios adehesados de Extremadura, destaca la Sierra de San Pedro, una cadena de pequeñas colinas entre las provincias de Cáceres y Badajoz, de casi cien kilómetros de largo por unos cuarenta de ancho.  Un espacio en el que conviven los árboles, los arbustos, los animales salvajes, la ganadería y la agricultura, en tan perfecta armonía que le han valido la declaración de Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) y de varios Lugares de Interés Comunitario (LIC).

     En la parte alta de sus lomas podemos encontrar aún bosques cerrados de encinas, alcornoques, jaras, brezo y tomillo, donde apenas puede penetrar el hombre y que sirven de refugio a la mayoría de las especies cinegéticas y protegidas que pueblan la zona. La parte baja de sus laderas se han limpiado de matorral para que el ganado pueda aprovechar mejor los pastos y los frutos de encinas y alcornoques, de lo que se benefician también las especies protegidas y cinegéticas. La parte más llana suele utilizarse para siembras de cereal, que también aprovechan todas las especies de la zona. Y las riberas de ríos y arroyos quedan aún ejemplos de sauces y olmos que sirven de refugio para las especies de ribera.

     La Sierra de San Pedro es un espacio natural abierto a todos. La suavidad de sus pendientes y las numerosas vías de acceso (vías pecuarias, caminos públicos, cauces de ríos y arroyos) facilita la contemplación del paisaje y de las especies que la pueblan. En la mayoría de las rutas podemos descubrir fácilmente especies protegidas como el águila imperial, el águila real, el buitre negro, el buitre leonado, la cigüeña negra,…. También nos pueden sorprender especies cinegéticas como el ciervo, el jabalí, el gamo, el muflón, la liebre, el conejo, la perdiz, la paloma, la tórtola.

Check Also

EXTREMADURA EN OTOÑO, LA VERA

     Extremadura en otoño, La Vera, para disfrutar de sus bosques, montañas, pueblos, manjares …