lunes , 18 diciembre 2017
Inicio / Gestión Turística / LOS EVENTOS CULTURALES, FESTIVOS Y DEPORTIVOS COMO RECURSOS TURÍSTICOS

LOS EVENTOS CULTURALES, FESTIVOS Y DEPORTIVOS COMO RECURSOS TURÍSTICOS

     Los eventos culturales, festivos y deportivos se están convirtiendo en un atractivo turístico de primer orden gracias a la mejora de las comunicaciones y al incremento de la tendencia de fragmentar las vacaciones en varios períodos de tiempo, lo que facilita los viajes para participar en distintas actividades en función de las inquietudes personales. En Extremadura se celebran cada año multitud de eventos culturales, festivos y deportivos con capacidad de atracción suficiente para conseguir la visita de numerosas personas. Este año se celebrarán 7 Fiestas de Interés Turístico Nacional, 48 Fiestas de Interés Turístico Regional, 29 Fiestas de interés no oficiales, 15 Ferias Regionales Oficiales y 28 Ferias de interés no oficiales. A lo que hay que añadir los diferentes festivales que se celebran por toda la región y las numerosas convocatorias deportivas, tanto de turismo activo en la naturaleza, abiertas a la participación de todos, como de competiciones oficiales, que atraen a numerosos espectadores.

trujillo-feria-nacional-del-queso-stands

     De todas ellas hemos dado y seguiremos dando cumplida información en los artículos de este blog. Pero, después de varios años buscando información de los que se iban celebrando, hemos llegado a la conclusión de que se hace un escaso aprovechamiento turístico de la mayoría de estos eventos. Como excepciones que confirman la regla, existen algunos eventos de larga tradición, que se celebran en las ciudades o comarcas más turísticas (basten como ejemplo, el Cerezo en Flor en el Valle del Jerte o la Feria del Queso en Trujillo) que sí se aprovechan como recurso turístico. Incluso, se diseñan, se planifican y se promocionan pensando en conseguir un mayor número de visitantes y de clientes para los establecimientos turísticos.

tentudia-representacion-de-la-batalla-2015-cartel

     Sin embargo, en la mayoría de los eventos se desaprovecha el potencial turístico. Se organizan sin contar con la opinión de los empresarios turísticos, aunque generalmente se les pide colaboración económica. Tampoco se cuenta con ellos para la promoción, por lo que, además de ser escasa, suele estar mal orientada, utilizando de forma poco eficiente los escasos recursos disponibles. La conclusión es clara, si no hay una estrecha colaboración entre los organizadores de los eventos y los empresarios turísticos, no se aprovechará el potencial turístico de estos eventos, perdiendo la posibilidad de crear algunos empleos y proporcionar algunos ingresos al sector turístico que le ayuden a salvar la crisis actual.

valle-del-ambroz-hervas-los-conversos-2016-cartel

     La mayoría de los eventos culturales, festivos y deportivos están apoyados por entidades públicas que, en muchos casos, son también las promotoras y organizadoras. Otros son promovidos por asociaciones culturales o deportivas que les dedican trabajo y recursos sin afán de lucro o por asociaciones de empresarios turísticos que ven en ellos oportunidad de incrementar sus ingresos. Sea quien fuere el organizador, lo importante para que estos eventos cumplan su doble objetivo es que haya coordinación entre los intereses de los organismos públicos, las asociaciones y los empresarios, pues con ello se conseguirá la participación de más personas y se obtendrá más rentabilidad de los fondos públicos y privados que se utilicen. Somos conscientes de que esto no es fácil y más de una vez se producen conflictos, fruto de los legítimos intereses de quienes desean primar el carácter cultural o deportivo y de quienes pretenden potenciar su rentabilidad económica.

caceres-womad-2014-concierto-en-plaza-san-jorge

     Como ejemplo de estos conflictos, señalaremos dos casos conocidos por todos. El primero es el Womad, un festival que, a juicio de las asociaciones culturales, ha ido perdiendo los últimos años su contenido cultural, por lo que defienden que debería convertirse en un festival con marca propia, destinando el dinero que ahora se paga por los derechos de la marca a traer grupos más representativos de la música de todo el mundo. Sin embargo, a juicio de los empresarios turísticos, el Womad ya está asociado a Cáceres y provoca la llegada de miles de visitantes que no vendrían a otro festival, pues, en el mejor de los casos, éste tardaría años en conseguir igualar el tirón mediático y popular que tiene el actual.

valle-del-jerte-estado-de-la-floracion-16-de-abril

     El otro es la única fiesta declarada de Interés Turístico Nacional, la Fiesta del Cerezo en Flor en el Valle del Jerte. Empezó a celebrarse en los años setenta como una fiesta de un día, cada año en un pueblo de la Mancomunidad. Esto provocaba una ingente concentración de visitantes, haciendo imposible la circulación por las carreteras y el acceso a los establecimientos turísticos. Para evitar estos problemas y obtener más rentabilidad de la fiesta, se fueron alargando los días de celebración y en la actualidad se ha llegado a casi tres meses de actividades en diversas localidades, lo que prolonga y reparte las visitas. En conclusión, creo que lo más adecuado es intentar conciliar los objetivos de todos y eso sólo se consigue con la participación en la organización de los eventos de todos los interesados: asociaciones culturales, organizaciones empresariales y administraciones públicas.

primavera-enogastronomica-2016-encuentro-enogastronomico-vegas-bajas

     Otro tipo de eventos que están adquiriendo cada vez más importancia son los congresos, cursos, jornadas, encuentros y seminarios. Para cualquier destino turístico las ventajas de posicionarse en el mercado de congresos y convenciones son enormes, tanto por el número de personas que mueven, como por el nivel de gasto de los participantes. En el sector de congresos estamos hablando de un nivel al que sólo pueden acceder las tres grandes ciudades de Extremadura: Badajoz, Cáceres y Mérida. No obstante las ventajas de estos eventos llegan también al medio rural, pues sus atractivos y las facilidades de acceso permiten ofrecer visitas a los participantes. Además, en el medio rural se celebran también congresos, lo que supone para localidades rurales que cuentan con instalaciones adecuadas una oportunidad de participar en este amplio mercado, aunque sea en congresos muy específicos y con un número limitado de participantes. Mayor incidencia tiene en los municipios rurales la celebración de cursos, jornadas, encuentros y seminarios que favorecen también la llegada de personas de fuera de la localidad.

monfrague-fio-2015-cartel

     Mayor repercusión directa para el medio rural tienen las ferias y exposiciones. Aunque en los últimos años ha proliferado la celebración de ferias comerciales sin ninguna temática concreta, son las ferias con una larga trayectoria las que suelen mover a miles de personas hacia los lugares en que se celebran. Las más destacadas son las reconocidas como oficiales por la Junta de Extremadura, que cada año publica la relación con meses de antelación para que puedan ser preparadas por los profesionales e incluidas en las agendas de las empresas participantes. Para 2017 han sido reconocidas 15 fiestas oficiales.

coria-descenso-del-alagon-participantes

     La mayoría de los eventos deportivos que se celebran en Extremadura tienen poca capacidad de atracción turística. Por el contrario, las actividades deportivas  que se practican sin afán competitivo se han convertido en un importante atractivo complementario para zonas de turismo tradicional, pero también en un recurso básico de otras zonas que están encontrando en él el recurso fundamental para atraer un segmento de población cada vez más numeroso. Un alto porcentaje de los practicantes deportivos prefieren llevar a cabo su actividad en la naturaleza, lo que ha hecho de los espacios rurales los lugares ideales para ellos. A las actividad tradicional de senderismo se han añadido otras que se han calificado como “turismo activo”, que incluye desde rutas a caballo hasta los deportes considerados como de alto riesgo, cuyo fundamento es gozar al máximo en un breve espacio de tiempo con el aliciente del riesgo, de la superación del miedo que despiertan.

la-vera-ruta-carlos-v

     En Extremadura los recursos para la práctica de turismo activo son abundantes y variados y muchos de ellos ya están siendo aprovechados por empresas de actividades turísticas complementarias, especialmente en las comarcas con más desarrollo turístico del norte de la región. Quizá el recurso más importante para la práctica de turismo activo sea la propia naturaleza de Extremadura, que invita a practicar la mayoría de las actividades más demandadas:

  • Grandes extensiones de dehesa de fácil recorrido y con un paisaje, flora y fauna que nunca deja de sorprender, ideales para la práctica de senderismo, cicloturismo, rutas en burro o a caballo, safari fotográfico…
  • Espectaculares gargantas, ideales para recorrer a pie y para practicar la pesca de la trucha.
  • Numerosos ríos y pantanos en los que se pueden practicar todo tipo de deportes acuáticos (vela, piragüismo, esquí acuático, submarinismo, rafting) y la pesca de variadas especies.
  • Montañas de diversas alturas que invitan a la práctica de vuelo libre con ala delta y parapente.
  • Cuevas y antiguas minas para practicar la espeleología.

 

Check Also

EL PAISAJE DE PENILLANURA COMO RECURSO TURÍSTICO

     El paisaje de penillanura ocupa grandes extensiones del centro y sur de Extremadura …