Domingo , 25 Junio 2017
Inicio / Gestión Turística / EL PAISAJE DE LA DEHESA COMO RECURSO TURÍSTICO

EL PAISAJE DE LA DEHESA COMO RECURSO TURÍSTICO

     El paisaje de la dehesa es un recurso turístico cada vez mejor valorado, aunque no alcanza al paisaje de montaña como destino vacacional, debido a las altas temperaturas que se dan en este espacio durante los tres meses tradicionales de vacaciones. No obstante, le gana como destino para desarrollar actividades en la naturaleza, tanto por la riqueza de su fauna protegida y cinegética, como por la mayor facilidad para realizar actividades, especialmente para niños y personas mayores o con alguna discapacidad.

parque-natural-tajo-internacional-santiago-de-alcantara

     El paisaje de la dehesa se ha identificado tradicionalmente con Extremadura porque es el mayoritario, estimándose que ocupa un 30% de la superficie total. Su atractivo turístico ha crecido considerablemente en los últimos años por dos razones principales: el reconocimiento nacional e internacional con las declaraciones de espacios protegidos y el auge del turismo de naturaleza.

monfrague-buitre-volando-por-la-dehesa

     El valor ecológico de las dehesas extremeñas ha sido reconocido con las más importantes figuras de protección ambiental: el Parque Nacional y Reserva de la Biosfera de Monfragüe, los Parques Naturales de Cornalvo y Tajo Internacional, el Monumento Natural de Los Barruecos, las Zonas de Especial Protección de Aves (Zepas) de Sierra de San Pedro, Sierras de Jerez, Sierra Grande de Hornachos y otras muchas, además de Paisajes Protegidos, Lugares de Importancia Comunitaria y Árboles Singulares.

monfrague-buitre-llegando-al-nido

     El incremento del turismo de naturaleza también ha favorecido la revalorización del paisaje de dehesa como destino turístico. El que más ha crecido en los últimos años ha sido el turismo ornitológico, estimándose que en España mueve anualmente 10 millones de personas, primordialmente ingleses, holandeses y alemanes. La mayoría de éstos vienen a Extremadura, que se ha convertido en una referencia internacional del turismo ornitológico por la abundancia y diversidad de aves y por la facilidad de su avistamiento y observación. A ello ha contribuido también la celebración anual en Monfragüe de la FIO, la Feria Internacional de Turismo Ornitológico. Del mismo modo, ha crecido el interés por las rutas a pie, a caballo o en bicicleta por la naturaleza, que son especialmente atractivas en las dehesas por los innumerables caminos, cañadas y cordeles que las atraviesan y por la cantidad de fauna cinegética y protegida que puede verse a lo largo del recorrido.

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 80

     No obstante, no conviene olvidar que, como en el caso del paisaje de montaña, el paisaje de dehesa no es exclusivo de nuestra región y que también existen paisajes semejantes en las regiones de nuestro entorno, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Andalucía y Portugal, que compiten con nosotros en el mercado turístico.

SONY DSC
SONY DSC

     Podemos considerar la dehesa como un paisaje de estado intermedio entre bosque cerrado y pastizal en el que conviven encinas y alcornoques con matorral mediterráneo, cultivos de cereal y pastizales. Aunque presenta rasgos diferenciadores en las distintas zonas que ocupa, podemos definirlo con estas características comunes:

  • Parajes con suaves ondulaciones o con sierras de mediana altura.
  • Abundante población arbórea entre las que destacan la encina y el alcornoque.
  • Numerosas zonas pobladas de espeso matorral, especialmente de jara, brezo y tomillo.
  • Fincas de grandes extensiones en las que alterna el cultivo de cereales con la ganadería extensiva de ganado porcino, ovino, caprino y vacuno.
  • Localidades con mayor número de habitantes que en la montaña, generalmente entre 500 y 5.000.

monfrague-cierva-dando-de-mamar-a-la-cria

     La principal amenaza para este paisaje es la pérdida de arbolado autóctono. Aunque ya hemos superado la etapa de deforestación masiva para plantar pinos y eucaliptos, la dehesa sigue perdiendo arbolado, tanto por la falta de regeneración debido al sobrepastoreo que impide que la vegetación se regenere y que los “retoños” de especies autóctonas salgan adelante, como por el agravamiento de la enfermedad denominada “la seca”, que afecta cada año miles de ejemplares de encinas y alcornoques.

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v80), quality = 99

     Esta amenaza se está superando gracias a los cambios en la PAC, que está dejando de subvencionar en función de las hectáreas sembradas y de las cabezas de ganado, y a las numerosas repoblaciones con árboles autóctonos que se están subvencionando. Menos optimistas son las perspectivas sobre la enfermedad de “la seca”, pues los estudios realizados aún no han dado con el remedio, aunque sí han confirmado que la expande el ganado que pasta en la dehesa y es muy difícil evitar el pastoreo en torno a los árboles afectados.

Check Also

LOS EVENTOS CULTURALES, FESTIVOS Y DEPORTIVOS COMO RECURSOS TURÍSTICOS

     Los eventos culturales, festivos y deportivos se están convirtiendo en un atractivo turístico …