lunes , 18 diciembre 2017
Inicio / Gestión Turística / EL PAISAJE DE MONTAÑA COMO RECURSO TURÍSTICO

EL PAISAJE DE MONTAÑA COMO RECURSO TURÍSTICO

     El paisaje de montaña es un recurso turístico determinante en la elección del destino porque supone el mayor contraste con el paisaje cotidiano que rodea a los habitantes de las ciudades, la inmensa mayoría de la población. El turista busca huir temporalmente de lo rutinario y el paisaje de montaña le ofrece la oportunidad de disfrutar de un clima, vegetación, color y luz muy diferentes.

las-hurdes-casar-de-palomero-piscina-natural

     Siguiendo con la argumentación de nuestro anterior artículo “El paisaje como recurso turístico”, en el que pedíamos un control más eficaz de la acción del hombre sobre el paisaje, pero procurando siempre el mantenimiento de las prácticas agrícolas, ganaderas y forestales tradicionales que nos lo han conservado hasta ahora” debemos añadir que el paisaje es algo vivo, dinámico y en continua transformación y que mantenerlo fosilizado sólo lleva a convertirlo en un museo muerto. El control que pedíamos va en el sentido de conservar su especificidad y originalidad, pero sin cuestionar su dinamismo.

valle-del-jerte-valdastillas

     Para refrendarlo, he encontrado esta excelente descripción de un paisaje de montaña, el Valle del Jerte, que hoy todos alaban, pero que es el resultado de la acción del hombre. Se trata de un extracto del libro “Plasencia y el Valle del Jerte. Historia y Naturaleza” de Fernando Flores del Manzano “Las zonas que han permanecido relativamente inalterada corresponden a la franja cimera, poblada de roquedos, arbustos y pastizales. (…) El castaño va a entrar en grave crisis a lo largo de este período (siglo XVIII) y obligará a una reconversión agraria bastante profunda, germen del actual monocultivo cerezal. (…) El alegre jardín de los cerezos ha supuesto una ardua tarea de una colectividad ilusionadas durante siglos. Es el resultado final de un ininterrumpido esfuerzo por trasformar en provechosas unas ásperas serranías.”

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

     El paisaje de montaña en Extremadura es mayoritario en las comarcas de Sierra de Gata, Las Hurdes, Valle del Ambroz, Valle del Jerte, La Vera, Las Villuercas y la Sierra Morena del sur de Badajoz. Naturalmente, existen diferencias entre ellas, pero tienen muchas características en común:

  • Gran parte de la superficie por encima de los 500 metros.
  • Cotas con alturas superiores a los 700 metros que llegan hasta los 1.100 en la provincia de Badajoz y a los 2.400 en la provincia de Cáceres.
  • Valles angostos y de difícil acceso.
  • Agua abundante en arroyos y gargantas.
  • Temperaturas agradables durante todo el año, excepto algunos días de invierno.
  • Agricultura en pequeñas parcelas y poca densidad ganadera.
  • Alta densidad de especies arbóreas de montaña, castaños y robles principalmente.
  • Escasa densidad de población.
  • Localidades con muy pocos habitantes.
  • Núcleos urbanos bien conservados.

la-vera-guijo-de-santa-barbara-cumbres-nevadas

     Estas características convierten a estas comarcas en los principales destinos turísticos de la región, tanto por el gran número de visitantes que reciben como por la enorme cantidad de alojamientos que se han creado en los últimos años. A ello han contribuido en buena medida los esfuerzos realizados por las instituciones autonómicas y provinciales, los Ayuntamientos, las Mancomunidades y los Grupos de Acción Local a través de los fondos europeos Leader y Proder. Todos ellos han trabajado en la conservación del paisaje natural y en su acondicionamiento para que pueda ser visitado mediante el arreglo de las vías de acceso (autovías, carreteras y caminos públicos) y el trazado de multitud de rutas. Especial reconocimiento merece la labor de los Grupos de Acción Local en la edición de libros, guías y folletos, repartidos, tanto en los puntos de información locales, como en la mayoría de ferias de turismo de España y del resto de Europa.

geoparque-villuercas-ibores-jara-castillo-de-cabañas

     A pesar de todo esto, no debemos convertir el paisaje de montaña en el único atractivo turístico de estas comarcas, pues es un recurso que se encuentra en otras regiones vecinas, como en las sierras del sur de la provincia de Salamanca y en las del norte de la provincia de Sevilla. Aunque esta competencia pueda compensarse en parte con la oportunidad que supone la mayor cercanía a Madrid y las mejores comunicaciones intracomarcales, es necesario volcarse con una oferta complementaria que atraiga y prolongue la estancia de los visitantes, ya sea cultural, deportiva o festiva.

tentudia-monasterio-de-tentudia-desde-el-aire

     Por otro lado, hay que tener en cuenta que la principal amenaza que pueden tener estos paisajes es la masificación de visitantes, ya observable en algunos parajes concretos y en algunas fechas determinadas. Para evitarla, los organismos públicos, agentes sociales y empresarios del sector deberán trabajar en la diversificación de la oferta, abriendo nuevas rutas y parajes e incentivando la llegada en fechas distintas a las más demandadas.

 

Check Also

LOS EVENTOS CULTURALES, FESTIVOS Y DEPORTIVOS COMO RECURSOS TURÍSTICOS

     Los eventos culturales, festivos y deportivos se están convirtiendo en un atractivo turístico …